entreseccion_noticia

Un total de 134 agricultores de Rioja Alavesa recibirán ayudas para el mantenimiento y conservación de viñedos viejos, de igual o superior antigüedad a 1960, con cuantías que van desde los 166 hasta los 4.000 euros en función de la superficie plantada.

El total de la línea de apoyo asciende hasta los 173.000 euros y ha sido aprobada en el Consejo de Gobierno Foral de la Diputación de Álava con el objetivo de «favorecer el paisaje tradicional de Rioja Alavesa y ayudar a desarrollar una producción de calidad superior y diferenciada».

Las ayudas consisten en el pago de una prima por hectárea de viñedo viejo y la cuantía varía según el año de plantación desde los 600 euros para viñedos plantados antes de 1930 a los 300 euros por los plantados entre 1951 y 1960.

Los agricultores tienen que cumplir con una serie de condiciones como realizar al menos una poda para garantizar una correcta formación; no laborear la tierra desde el 1 de julio al 1 de noviembre y mantener la vegetación espontánea o la cubierta vegetal sembrada en esas fechas, además de no utilizar herbicidas salvo que la pendiente de las calles sea superior al 15 %.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha destacado los viñedos viejos por «ser parte fundamental del conjunto productivo de Rioja Alavesa que lo diferencia del resto de la Denominación de Origen Rioja».

Los viñedos antiguos «son un factor muy importante en la elaboración de vinos de calidad diferenciada» debido a sus características de rusticidad, baja productividad y alta diversidad.

Además de su valor enológico, estos viñedos poseen un alto valor natural al estar presentes en la comarca alavesa durante décadas, adaptándose a las condiciones naturales y garantizando el mantenimiento y desarrollo futuro del viñedo alavés. EFE


Compartir

Dejar respuesta