EH Bildu ha acusado al Gobierno Vasco y a la Diputación de Álava de «aumentar la presión» sobre los trabajadores de Tubacex «a través de las declaraciones de sus máximos responsables, de los medios de comunicación y de las fuerzas policiales».

El diputado de EH Bildu en el Congreso Oskar Matute acompañado de otros representantes públicos de la coalición ha visitado este viernes a los trabajadores de la planta de esta compañía en Amurrio, que llevan en huelga 177 días.

En un comunicado, la coalición ha mostrado su respeto y apoyo a la «lucha ejemplar» de estos trabajadores, de sus familias y de la comarca de Aiara, y ha defendido que la solución definitiva al conflicto «depende única y exclusivamente de la dirección de la empresa», con la readmisión de los afectados por el ERE y la retirada del recurso contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de declarar nulos los despidos.EFE



Dejar respuesta