Vitoria: Sabían que podían matarla

La Policía Local de Vitoria continúa investigando el accidente que provocó la muerte de dos jóvenes la madrugada del sábado, da prácticamente por descartada una carrera ilegal entre los dos vehículos implicados e investiga a uno de los conductores, el del BMW, por un delito por conducción temeraria.

El concejal de Seguridad de Vitoria, Iñaki Gurtubai, ha dado este lunes algunos detalles de la investigación sobre este doble accidente mortal, que aún está en una fase «muy preliminar».

El accidente tuvo lugar en el polígono de Jundiz y provocó la muerte de dos jóvenes, de 18 y 20 años, ocupantes junto a otros dos de un Volkswagen Polo, contra el que chocó un BMW que circulaba a gran velocidad, según ha confirmado Gurtubai en declaraciones a los periodistas.

El conductor del Polo está muy grave, mientras que la copiloto tiene lesiones leves. El conductor del BMW está herido leve.

De la investigación se desprende que el coche pequeño se incorporaba a la vía desde el estacionamiento, momento en el que el vehículo de alta gama lo arrolló y chocó contra uno de sus laterales.

Sin constancia de carreras ilegales

La Policía Municipal está tomando declaración a testigos, todavía no a los heridos, y analizando las grabaciones de las cámaras de la zona para poder hacer una reconstrucción de los hechos.

El concejal ha señalado que todo indica que los dos coches no estaban participando en una carrera ilegal, aunque hasta que no acabe el trabajo de investigación no se puede descartar totalmente nada

También ha informado de que al menos durante el tiempo en el que la Policía local estuvo patrullado por la zona (entre las 23.00 y las 01.30 ), como hace cada viernes y cada sábado, no se produjo ninguna práctica de este tipo.

En este sentido, un amigo de los fallecidos ha asegurado en declaraciones a EiTB que estos «habían ido a ver» una carrera en el polígono pero que «no estaban participando». Ha explicado además que «no es viable» una competición entre «un cochecico pequeño con uno de alta gama» y menos cuando en el primero iban cuatro personas.

A la Policía municipal tampoco le consta que hubiese otro coche circulando también a gran velocidad junto al BMW, cuyo conductor, de 23 años, se enfrenta a un «delito contra la seguridad vial por conducir de forma manifiestamente temeraria».

Badenes disuasorios no eficaces

Gurtubai ha señalado que el consistorio tiene constancia de que hay varios sitios en Vitoria, además de Jundiz, donde se producen este tipo de «quedadas». «Son carreras o no carreras, pero va gente con coches», ha explicado.

En concreto, ha hablado de otra calle en Jundiz y también en el polígono de Gamarra y ha insistido en que en esta zona industrial, al menos en los momentos en los que hay presencia policial los viernes y los sábados no hay competiciones ilegales.

En cuanto a las posibilidad de colocar badenes para evitar que en la zona los coches vayan a gran velocidad, el concejal ha explicado que cuando se colocan este tipo de obstáculos, las «quedadas se mueven a otro sitio», por lo que «tampoco es una solución».

Además, ha añadido, los badenes provocan las quejas de otros usuarios de la vías, como los camioneros, porque les dificulta su trabajo.

La alcaldesa de Vitoria, Maider Etxebarria, también se ha pronunciado este lunes sobre este trágico suceso, para recordar también que no hay nada cerrado y que la investigación sigue abierta.

«No hay nada definido» sobre las circunstancias en las que se produjo el accidente «a excepción de que ha habido un choque entre dos vehículos ocasionando la muerte de dos personas», ha agregado. EFE



3 Comentarios

  1. Qué más da que estuvieran haciendo una carrera, que trompos y el gamberro. La cosa es que sabiendo lo que hacen desde muchos años atrás, ni lo han eliminado, ni lo vigilan para que dejen de hacerlo. Una pasada de vez en cuando y expediente resuelto. Ahora investigan, quienes deberían haberlo evitado. ¿Buscan responsables?.

Dejar respuesta