La primera jornada del Pleno de Política General en las Juntas Generales de Álava ha discurrido finalmente por cauces más habituales de los que se podían prever viendo el cariz que tomaban los acontecimientos a lo largo de todo el día.

Los pasillos de la Diputación Foral de Álava han sido un hervidero durante toda la mañana. La exclusiva de El Mundo del País Vasco, al respecto de unos pagos en metálico hace unos años del actual Diputado General de Álava por valor de 200.000 euros, agitaba la sede de las Juntas Generales.

Fuentes de toda solvencia han confirmado a Norte Expres que varios partidos políticos han barajado muy seriamente la opción de pedir una Comisión de Investigación e incluso llegar a pedir la dimisión de Javier de Andrés durante la jornada

Finalmente, y ante la negación tajante del Diputado General de las acusaciones que se vertían en el diario El Mundo, el reproche de la oposición se ha limitado a pedir que presente documentos que acrediten la procedencia del dinero.

Javier de Andrés, visiblemente enfadado ha reconocido que esas cantidades procedían de sus ahorros y de un préstamo familiar. Y ha insistido en que ya dió todas las explicaciones oportunas cuando ocupó su primer cargo público en las Juntas. Ha advertido también que está dándole vueltas a llevar el asunto ante los tribunales.

 



Dejar respuesta