385 solicitudes de asilo en Álava (y seguirán creciendo)

0
asilo
Motor Gorbea – JULIO 19
entreseccion_noticia

La cifra de solicitudes de asilo en Euskadi en 2019 doblará a la del año pasado, cuando fue de 1.595, porque continúa la llegada de refugiados, pese a la «falsa creencia y el mito» de que dicho movimiento de personas se ha parado.


«Seguimos ante el mayor éxodo de personas de forma forzada jamás registrado, con más de 70 millones de desplazamientos, que cada vez se llevan a cabo con más riesgos», ha destacado el presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado-CEAR Euskadi, Javier Galparsoro.

Galparsoro, junto a al directora de este organismo, Patricia Bárcena, han comparecido en conferencia de prensa en Bilbao para difundir los datos de asilo en el País Vasco con motivo de celebrarse el próximo jueves el Día Internacional de las Personas Refugiadas.

En el acto también ha estado presente el joven nigeriano Reward, de 22 años, quien fue una de las 630 personas que el año pasado estuvo a bordo del buque «Aquarius» durante doce días por el Mediterráneo porque Malta e Italia se negaron a acogerles. Finalmente, España accedió a que desembarcaran en Valencia.

Reward, junto a otras siete de estas personas, recaló en Euskadi y en este momento está estudiando castellano, euskera y programación informática.

Ha relatado, sin embargo, el horror de su viaje desde Nigeria, dónde sufría persecución; su paso por varios países hasta llegar a Libia, donde le obligaron a trabajar en «condiciones inhumanas».

Allí permaneció tres años, en los que intentó escapar en cuatro ocasiones -en dos de ellas se hundió el barco de plástico en el que viajaba y en la tercera le capturaron y le devolvieron a Libia- hasta que fue rescatado por el «Aquarius».

«Estábamos desesperados al ver el rechazo de Malta e Italia a acogernos. Cuando llegamos a España sentí que tenía la oportunidad de vivir una vida digna, aunque es muy duro ver que otros no llegan hasta aquí, que no consiguen salir de Libia o que mueren en el mar», ha dicho.

Este joven está ahora a la espera de que se resuelva su solicitud de protección internacional, al igual que las 1.595 registradas el año pasado en el País Vasco.(973 en Bizkaia, 385 en Álava y 237 en Gipuzkoa), según los datos facilitados por CEAR-Euskadi.

Durante los cinco primeros meses de 2019, dicha cifra se ha disparado hasta las 2.075 solicitudes -500 más que todo el año pasado-, por lo que se prevé que para finales de año se haya doblado.

Las principales nacionalidades solicitantes son Venezuela, Nicaragua, Colombia y Honduras.

Bárcena ha explicado que hasta que estas personas logran una asignación de plaza en el sistema estatal de acogida, se les acomoda en diferentes recursos residenciales, entre ellos ha destacado el centro Larraña Etxea, en Oñati (Gipuzkoa), que abrió sus puertas a mediados de octubre pasado y desde entonces ha dado cobijo a 161 personas.

En su mayoría, el perfil de los atendidos es un hombre joven solo procedente de África Subsahariana y de entre 20-30 años.

La directora de CEAR-Euskadi ha destacado que en esta comunidad «se ha hecho un esfuerzo» por acompasar los recursos a la llegada de refugiados, pero se necesitan más infraestructuras ya que en este momento hay 930 personas a la espera de asignación de plaza.

Sobre la resolución de las solicitudes de asilo, Galparsoro ha indicado que se rechazan en un 75 % en un proceso que se alarga en el tiempo porque el sistema «está colapsado».

«La ‘ventaja’ consiste en que para cuando se resuelven, estas personas ya están arraigadas y en muchos casos trabajando, por lo que aunque se les deniegue, pueden intentar regular su situación a través de la legislación de extranjería». EFE

Compartir

Dejar respuesta