comedor Convenio de Hostelería patronal alava

El lío de los niños sin poder comer en los comedores de los colegios tiene hoy varios capítulos. Desde el anuncio del Gobierno de hacer más contrataciones, pasando por las críticas de las Ampas por «insuficientes», hasta la realidad laboral de muchos trabajadores.

Un grupo de trabajadoras de los comedores de los centros escolares han denunciado que el Gobierno Vasco no consultó a este colectivo para redactar el protocolo de prevención de la covid-19 en estos espacios y han advertido de que 400 de ellas están desempleadas, a la espera de que se abran todos estos servicios en Vitoria.

A través de un comunicado, 26 empleadas de los comedores han hecho público el malestar de este colectivo por el «trato» recibido por el Gobierno Vasco desde el principio del actual curso educativo, marcado por la pandemia.

Los comedores escolares en muchos centros de Vitoria permanecen cerrados porque tanto las familias como las direcciones de los mismos consideran que no cuentan con personal suficiente para garantizar que se cumpla el protocolo frente a la Covid, ni con espacio para dar servicio a todo el alumnado que lo necesite.

«En ningún caso se ha contado con nosotras para la organización y activación de protocolos dictados por el Gobierno Vasco», afirma este colectivo, que reivindica que desarrolla una «importante función educativa y social» que le convierte en un «elemento complementario al aprendizaje en el aula».

Por ello, lamentan que Educación no haya contado con ellas y llaman la atención sobre la «grave» situación de los centros de Infantil y Primaria de Vitoria. «Los comedores no se están abriendo y 400 trabajadoras, en su mayoría mujeres y con trabajos precarios, siguen en paro», advierten.

Además, alertan de que las trabajadoras que sí que han podido incorporarse a sus puestos están en una situación «muy difícil» porque los ratios de comensal por monitora «están desfasados», más aún con las normas que marca el Gobierno Vasco para evitar los contagios en estos espacios.

Por todo, exigen formar parte activa de todas y cada una de las decisiones que se tomen en cada momento, tanto a nivel laboral como social, al insistir en que «hasta este momento se ha puesto en marcha el curso escolar sin tener en cuenta las necesidades reales de toda la comunidad educativa en su conjunto».

Estas trabajadoras han hecho pública su protesta el día en el que Educación ha anunciado que dotará de 630 personas más a los comedores de las escuelas públicas vascas, 500 de ellos monitores, medida considerada insuficiente por la confederación de ampas de esta red en Euskadi, Ehige. EFE

630 trabajadores para reforzar comedores: «Insuficientes», dicen los padres

El Departamento de Educación ha contratado a 630 personas para reforzar los comedores en los colegios públicos con el fin de asegurar que el servicio se presta con las condiciones de seguridad que impone la pandemia de covid-19.

En concreto se ha contratado a 500 monitores, 100 empleados para la limpieza y 30 cocineros que ya han empezado a incorporarse a los comedores escolares, según han informado fuentes del Departamento de Educación.

Las medidas de prevención ante el coronavirus ha llevado a duplicar turnos de comida y habilitar nuevos espacios para garantizar la distancia interpersonal de los niños mientras comen, por lo que ha sido necesario reforzar el personal encargado de estas tareas.

Precisamente la federación alavesa de Ampas de la escuela pública, Denon Eskola, protagonizó este miércoles ante la sede del Gobierno Vasco en Vitoria una comida con fiambreras para reclamar más medios materiales y humanos para mantener en los comedores los «grupos burbuja» fijados para evitar el contagio generalizado por la covid en los colegios. EFE

Ven insuficientes las contrataciones en los comedores de la red pública

La confederación de Ampas de la escuela pública vasca, Ehige, ha advertido de que la contratación de 630 personas más en los comedores de los centros escolares es insuficiente para poder cumplir el protocolo de medidas preventivas frente a la covid-19 y además no garantiza este servicio para todas las familias que lo necesitan.

Ehige ha respondido de este modo a través de las redes sociales al anuncio del Departamento de Educación.

Educación ha confirmado esta decisión después de que la federación alavesa de Ampas de la escuela pública, Denon Eskola, organizase este miércoles ante la sede del Gobierno Vasco en Vitoria una comida con fiambreras para reclamar más medios materiales y humanos para mantener en los comedores los «grupos burbuja» fijados para evitar el contagio generalizado por la covid en los colegios.

Pero las contrataciones no son suficientes, según Ehige, para responder a estas reclamaciones de las familias. La confederación ha recordado que 20 centros siguen sin comedor, la mayoría en Álava, y que con el refuerzo anunciado no se cubren las necesidades de personal para cumplir el protocolo aprobado por Educación y para garantizar este servicio a todas las familias que lo necesiten. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. que coman en sus casas como se hacia no hace muchos años, lo que te prepara tus padres
    los que empezaban atrabajar con 12 0 12 años no entienden el problema ¿se lo quereis esplicar?

Dejar respuesta