Autobuses Arriaga será la encargada de la concesión de la línea Álava Central con un presupuesto de adjudicación de 11 millones y un plazo de 10 años de contrato.

El Consejo de Diputados ha aprobado adjudicar el contrato de gestión del Servicio Público, mediante concesión, del transporte interurbano regular de uso general de viajeros por carretera en la línea Álava Central, a Autobuses Hermanos Arriaga, S.A.

El presupuesto de la adjudicación es 11.047.700 euros y el plazo del contrato es de 10 años.

Asimismo, el Gobierno foral ha acordado adjudicar la gestión del servicio del transporte interurbano de Rioja Alavesa a Líneas Regulares de Álava, S.L-empresa integrada por Hermanos Arriaga, S.A., Riojana de Autocares, S.L. y Autobuses Parra, S.L.-, con un presupuesto de 10.737.890 euros y un plazo de contrato de diez años.

A estos dos concursos se han presentado respectivamente un total de 6 ofertas, que se corresponden con empresas del sector del transporte de forma individual o agrupadas en UTES.

Con la adjudicación de estas dos líneas, y la de Ayala en marzo de este año a la empresa La Unión, la Diputación da un paso decisivo en la puesta en marcha del nuevo Plan Director del Transporte en Álava.

Ante este nuevo escenarioUn nuevo escenario del transporte público, que requiere la adaptación de las normas por las cuales se rige el servicio, de forma que los viajeros sean titulares de derechos y obligaciones idénticos, independientemente de la empresa operadora que preste el servicio.

El Reglamento será de aplicación a las personas que lo utilicen y a los operadores que presten el servicio de transporte público y regula la accesibilidad, el transporte de menores, transporte de bicicletas, bultos o animales domésticos. Además, normaliza las obligaciones de la empresa operadora para con el viajero.

Esta nueva ordenación, la Diputación ha considerado necesario regular los derechos y obligaciones de las personas usuarias de los servicios públicos, entre ellos: el poder viajar con coche y sillas de niños o bicicletas sin abonar recargo alguno y la posibilidad de que las personas invidentes lo hagan con perros guías (no de compañía). El nuevo Reglamento establece que los acompañantes de invidentes o en sillas de ruedas puedan hacerlo de forma gratuita. En definitiva, garantiza la accesibilidad, especialmente de las personas con movilidad reducida o con dificultades de comunicación.

Un apartado que ha tenido también especialmente en cuenta el Reglamento, es el del transporte de menores. Los niños y niñas con menos de cinco años podrán hacerlo gratis y bajo la responsabilidad de un adulto que les acompañe.

En este sentido, Javier de Andrés ha destacado que esta nueva ordenación del Transporte público en Álava “da respuesta a una demanda de accesibilidad a personas con movilidad reducida o con dificultades de comunicación”
El Reglamento también incide en las obligaciones de las empresas operadoras en su relación con los usuarios.

Deberán ocuparse de informar de la prestación de su servicio, así como de las incidencias que afecten a su desarrollo y a la devolución del importe del servicio cuando se suspenda antes de su inicio.

 



Dejar respuesta