ertzaina

Dos jóvenes, uno de 18 años y otro de 16, han sido detenidos acusados de ser los autores de cinco robos con fuerza registrados durante la madrugada del domingo en cinco establecimientos en Vitoria.

Los robos se produjeron en tres fruterías, una carnicería y una peluquería de los barrios de Zaramaga y Coronación.

Los ladrones entraron en ellos rompiendo los cristales de los escaparates o de las puertas de entrada y sustrajeron el dinero de las cajas registradoras e incluso las propias máquinas de las recaudación.

La Ertzaintza abrió una investigación para aclarar la autoría de estos hechos y sobre la una y media de la tarde del domingo una patrulla localizó en el Casco Viejo de Vitoria a dos personas que coincidían con la descripción física que habían recabado de los presuntos ladrones.

Al percatarse de la presencia de los agentes, los jóvenes trataron de darse a la fuga pero fueron interceptados con la colaboración de la Policía Local. Tras ser identificados fueron trasladados a dependencias policiales.

Los policías comprobaron que uno de ellos presentaba cortes recientes en las manos y que en algunos de los locales donde se habían cometido los robos había restos de sangre entre los cristales fracturados.

Además y según ha informado el Departamento de Seguridad, se investiga la posible implicación de estos jóvenes en el hurto de una cartera a una anciana cometido en la tarde del sábado en la calle Francia de Vitoria, hecho por el que ya se detuvo a otro menor de 17 años. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. Creo que tiene que haber algun tipo de negocio dejando aqui a estos chavales..si no..no lo entiendo
    No crean mas que problemas..y ya tenemos bastantes

    • El negocio alrededor de la delincuencia es dar un inacabable pesebre de dinero público subvencionado a todos los que viven de tratar de ayudarles o rehabilitarles.
      Los resultados de los rehabilitadores parece que dejan bastante que desear pero, pese a eso, no dejan de promover la llegada de nueva clientela que justifique su «pretendida» labor social.

Dejar respuesta