Los vitorianos de 30 a 60 años suspenden al alcalde

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, anunció ayer que cambiará el nombre a la Avenida Juan Carlos I.

Y la propuesta ha sido acogida con dos actitudes mayoritarias entre la ciudadanía. En primer lugar, con aceptación. Y en segundo lugar, con críticas por el momento elegido para hacer la propuesta, en plena crisis del coronavirus.

Hay quien piensa que se trata de una estrategia de distracción. La que citaba Noam Chomsky y que definía así: consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. Objetivo: el control social para manipular a las masas, dice el autor.

Resumen de algunos reproches de nuestros lectores y en el Buzón Municipal:

-¿De verdad se cree Urtaran que este tema es importante para los ciudadanos de Gasteiz, sobre todo en estos momentos y tal como estamos?

-Por favor, que se dedique a intentar gestionar algo la ciudad de Gasteiz, a mejorar o, al menos, no empeorar la calidad de vida y servicios para sus habitantes y, si lo consigue y le sobra tiempo, entonces ya dedique su tiempo a detalles como éste. Pero antes no, mesedez. Eskerrik asko

-En cuanto al señor Urtaran, le diría que debiera estar ahora más preocupado por otros asuntos. Cuando haya solucionado los muchos problemas de los vitorianos a los que desatiende, y los que él causa, que dedique el tiempo que le pagamos los desatendidos a buscar un nombre nuevo para esa calle.

-Con la que está cayendo y el señor alcalde preocupándose de un nombre de una calle.

-No se si siento pena o vergüenza.

-Querer sacar rédito en estos momentos y aprovechar para atizar con su doctrina me parece repugnante. Si no le parece un rey limpio, ¿le pondrá a la avenida el nombre «Felipe VI», …?

-Me parece aberrante que en plena pandemia, se preocupen de semejante bobada. El cambio de nombre conlleva miles o millones de euros en gastos como registros, cambios en rotulacion, cambios en paradas de bus (cambio de TODAS las marquesinas con plano de Tuvisa), planos y demás. Ese dinero que se use para ayudas sanitarias o reducir impuestos. Por no hablar de todos los comercios que deben cambiar su dirección, rotulacion, tarjetas de visita, papel de regalo… Yo vivo en esa calle y me da lo mismo. Hay que pensar las consecuencias antes de proponer algo así por un arrebato. Hagan números primero , señorías y no jueguen con el dinero de los ciudadanos!!!

-Al señor alcalde y a todo su séquito no les da para más, y ante una crisis, pues tienen que aparentar que están haciendo algo, aunque sean chorradas.

-Me ha parecido una «idea excelente» la propuesta del alkate del cambio de nombre. Nada más necesario en este momento.

-Mas vale que se centrara en la que esta cayendo!!!!

 

 



12 Comentarios

  1. Que alcalde más atroz …. no se le ve el plumero en medio del xoronavirus y se centra en postures y memeces de cambiar una calle …..

  2. Se puede hablar y tratar más de un tema, no? Que tontería de distracción ni que nada. Y me parece perfectisimo que ese nombre desaparezca de las calles de Gasteiz.

    • Y corres tu con los gastos que ocasione el cambio de nombres, los que vivimos en esa calle tenemos que cambiar toda la documentación, registros y demás? te parece eso normal?

  3. Hsy una sutil diferencia el dinero de lis borbones es el dinero trincado a los árabes y otros del estilo, el dinero del De Miguel, Filesa, Pujol y madre superiora & sons…..es dinero que nos han robado a nosotros.

  4. El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación mediática” a través de los medios de comunicación de masas.

    A continuación veremos en que consisten las 10 estrategias de manera detallada, como influyen a la hora de manipular las masas y en que se basan realmente.

    1. La estrategia de la distracción. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

  5. A este señor hay que darle dos pipas para que se entretenga, con la que está cayendo este pensando en esto ahora.. Manda narices.

Dejar respuesta