Alaveses más pobres, instituciones más ricas por impuestos

La decisión del gobierno andaluz de suprimir el impuesto de patrimonio en su territorio ha puesto el foco sobre este tributo, cedido a las comunidades autónomas y que en general solo tienen que declarar los contribuyentes con un patrimonio de más de 700.000 euros.

Estas son algunas claves de este impuesto:

PAÍS VASCO Y NAVARRA. País Vasco y Navarra tienen regulados sus propios impuestos de patrimonio, con mínimos exentos de 700.000 euros en Gipuzkoa, 800.000 euros en Álava y Bizkaia, y 550.000 euros en Navarra.

UN IMPUESTO TEMPORAL QUE PASÓ A INDEFINIDO. El impuesto de patrimonio es un tributo estatal que fue suprimido en 2008 y posteriormente restablecido en 2011, en plena crisis económica, en principio para dos ejercicios pero que después se prorrogó hasta que los Presupuestos de 2021 le otorgaron carácter indefinido.

CEDIDO A LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS. El impuesto de patrimonio está cedido a las comunidades autónomas, que pueden establecer exenciones para discapacitados, mínimos exentos, tipos y deducciones propias.

EXENCIONES. Con carácter general, el impuesto tiene un mínimo exento de 700.000 euros, al que se suma una exención de 300.000 euros para la vivienda habitual. Sin embargo, este umbral es más bajo en Aragón (400.000 euros) y Cataluña, Extremadura y Comunidad Valenciana (500.000 euros).

BONIFICACIONES. Algunas comunidades autónomas tienen reguladas deducciones y bonificaciones, entre las que destaca Madrid, que tiene el impuesto bonificado al 100 %, de manera que ningún contribuyente paga el tributo. Andalucía prevé sumarse a esta bonificación total.

Galicia tiene regulada una bonificación del 25 % y algunas regiones tienen incentivos para discapacitados o patrimonios especialmente protegidos.

OBLIGACIÓN DE DECLARAR. Solo tienen que presentar declaración del impuesto de patrimonio los contribuyentes cuya cuota resulte a ingresar o, aunque no sea así, si el valor de los bienes y derechos supera los 2 millones de euros.

En la práctica, esto supone que en todas las regiones presentan declaración los contribuyentes con un patrimonio de más de 700.00 euros, ya que a partir de ese umbral hay cuota a pagar, salvo en Madrid, donde ningún contribuyente tiene cuota y solo tienen que presentar liquidación quienes suman un patrimonio de más de 2 millones de euros, aunque no implica tener que pagar.

PLAZOS. El impuesto se devenga el 31 de diciembre de cada año y la declaración se presenta en los mismos plazos de la campaña de la renta.

TARIFA. La tarifa estatal, que ha sido modificada por algunas comunidades autónomas, prevé ocho tramos de tipos, que oscilan entre el 0,2 % y el 3,5 %, en este caso para fortunas de más de 10 millones de euros.

Presentan tarifas diferentes Andalucía (entre el 0,2 % y el 2,5 %), Asturias (entre el 0,22 % y el 3 %), Baleares (entre el 0,28 % y el 3,45 %), Cantabria (entre el 0,24 % y el 3,03 %), Cataluña (entre el 0,21 % y el 2,75 %), Extremadura (Entre el 0,3 % y el 3,75 %), Galicia (entre el 0,2 % y el 2,5 %), Murcia (entre el 0,24 % y el 3 %) y Comunidad Valenciana (entre el 0,25 % y el 3,5 %).

DECLARANTES. En 2020, presentaron la declaración del impuesto de patrimonio 218.991 contribuyentes, con un patrimonio medio declarado de 3,5 millones de euros.

La mayor parte de las declaraciones se concentraron en Cataluña, con 82.465 contribuyentes, seguida de Comunidad Valenciana (23.892), Madrid (19.508) y Andalucía (18.997).

Sin embargo, destaca el elevado patrimonio medio declarado en Madrid, 10,3 millones de euros, cuyos datos están desvirtuados porque solo presentan declaración quienes superan un patrimonio de dos millones de euros.

RECAUDACIÓN. Las declaraciones correspondientes al ejercicio 2020 recaudaron 1.204 millones de euros, una media de 6.348 euros por contribuyente con cuota a pagar. EFE



5 Comentarios

  1. Yo lo siento, ya no cuela que los vendan continuamente el gobierno vasco , diputados y alcaldes y sus medios de comunicaciones esto de la arcadia feliz.
    Esta comunidad necesita generar cantidades ingentes ee dinero vía impuestos que luego tiran por el water, eso de la gestión de los vascos es un cuento chino para el que se lo crea.
    Y si hay que empadronarse en Madrid o Andalucia pues se hace .y estos vasquitos que sigan con sus políticas sociales de mierda, derrochando en su pozo sin fondo del euskera y otras aficiones que dan de comer a muchos s fines pero empobrecen a otro muchos

    • Si esto fuera así, en Euskadi la tasa de riesgo de pobreza destacaría entre las CC.AA. La realidad, ya la conoces, supongo, pero te adjunto datos del INE de 2021:

      Total Nacional 21,7
      01 Andalucía 32,3
      02 Aragón 15,8
      03 Asturias, Principado de 20,4
      04 Balears, Illes 17,6
      05 Canarias 28,4
      06 Cantabria 15,4
      07 Castilla y León 17,9
      08 Castilla – La Mancha 27,4
      09 Cataluña 14,8
      10 Comunitat Valenciana 25,1
      11 Extremadura 32,3
      12 Galicia 20,2
      13 Madrid, Comunidad de 15,2
      14 Murcia, Región de 27,7
      15 Navarra, Comunidad Foral de 9,8
      16 País Vasco 12,2
      17 Rioja, La 16,1
      18 Ceuta 32,3
      19 Melilla 30,1

  2. Estimado Juar, puede creerse el cuento que quiera, creer en los Reyes Magos o en el Olentxero si quiere o en los dos.
    Le recomiendo que lea el artículo de ayer , sin ir más lejos , de EL CORREO titulado : algo va mal en Euskadi, de Andoni Unzalu Garaigordobil.
    Y luego seguir creyendo lo que quiera creer.

    • Leído, gracias. No deja de ser una opinión más, muy respetable, sobre la tendencia que él espera de la economía vasca. Lo que he aportado yo son datos.

Dejar respuesta