Si te intoxicas… Vitoria reduce mucho las inspecciones a alimentos (datos fiestas)

1
inspecciones comida pasteles
entreseccion_noticia

Foto ajena a la información El Ayuntamiento de Vitoria realizará inspecciones y vigilancias higiénico-sanitarias durante las fiestas de La Blanca 2018 para garantizar el buen estado de los alimentos que se venderán en bares, restaurantes y puestos ambulantes, así como la adecuada manipulación de los productos y el correcto estado de estas instalaciones.

Serán más de 100 establecimientos, los de mayor afluencia de público durante las fiestas, entre txosnas, establecimientos del recinto ferial (mesones, churrerías, encurtidos y heladerías), establecimientos permanentes de la ciudad (unos 75 bares y restaurantes), otros eventos gastronómicos en vía pública y puestos ambulantes.

Una cifra notablemente inferior a las de antaño. Por poner un ejemplo. En 2010, cuando el encargado también era el concejal socialista Peio López de Munain (en la etapa del Gabinete Lazcoz), el Departamento de Salud y Consumo (DEMSAC) anunció la inspección de 250 locales de hostelería permanentes, las txosnas y el recinto ferial.

Es decir, 150 actuaciones menos.

 

Y avisaba del control de la totalidad de las instalaciones: la barra, la cocina, el almacén, el comedor y los aseos. Al mismo tiempo, se controlarían las condiciones de manipulación de los alimentos, las temperaturas de las cámaras y la correcta exposición de los pinchos.

Inspecciones La Blanca 2018

 

El servicio municipal de Salud Pública pondrá en marcha una serie de inspecciones y vigilancias higiénico-sanitarias durante las fiestas de La Blanca para garantizar el buen estado de los alimentos que se venderán en bares, restaurantes y puestos ambulantes, así como la adecuada manipulación de los productos y el correcto estado de estas instalaciones.

Serán más de 100 establecimientos, los de mayor afluencia de público durante las fiestas, entre txosnas, establecimientos del recinto ferial (mesones, churrerías, encurtidos y heladerías), establecimientos permanentes de la ciudad (unos 75 bares y restaurantes), otros eventos gastronómicos en vía pública y puestos ambulantes.

“Queremos asegurarnos de que la manipulación y estado de los productos que se sirven es la correcta y que los establecimientos que los dispensan cumplen con las medidas sanitarias necesarias” ha explicado Peio López de Munain, concejal de Políticas Sociales y Salud Pública.

Los establecimientos objeto de vigilancia en estas inspecciones buscan proteger al consumidor. Esto se consigue garantizando las condiciones higiénicas y sanitarias de los productos que los establecimientos hosteleros venden a sus clientes y comprobando que las instalaciones son las adecuadas: cocina, cámaras de refrigeración, almacenes, etc.

Consumo de alcohol y otras sustancias

Además de estos controles, también se pondrán en marcha otras medidas para reducir el riesgo que conlleva el consumo de alcohol y de otras sustancias.
Así, con la colaboración de la asociación Ai Laket, se instalarán dos puntos de testing que funcionarán la noche del 4 al 5 de agosto en la plaza Etxauri (cancha de baloncesto junto al Gaztetxe, de 23:30 a 2.30 horas, y la noche del 6 al 7 de agosto en el recinto de txosnas, de 0:00 a 3 horas.
De igual manera, del 4 al 7 de agosto, entre las 0:00 y 3:30 horas, una carpa informativa ubicada en la plaza del General Loma esquina con calle Postas ofrecerá información sobre el alcohol dirigida a toda la población en general. Esta actividad está financiada por el Gobierno Vasco y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento.

1 Comentario

Dejar respuesta