Vitoria paga medio millón por maquinaria de limpieza que… ¡No existe!

1
IMQ Noviembre

Foto ajena  la información. La UTE Vertedero Gardelegi III, constituida por las empresas Fomento de Construcciones y Contratas, S.A. y Yarritu, S.A., fue la adjudicataria, en 2015, del contrato de gestión del servicio público de explotación del vertedero de residuos sólidos de Gardelegi, en Vitoria-Gasteiz, por un período de seis años prorrogables durante dos años más.

Una adjudicación que fue polémica, ya que una de las empresas que participó en el concurso (la UTE Urbaser-Onaindia) presentó un recurso por la importante rebaja económica del 35% que presentó la UTE ganadora (FCC-YARRITU).

“El contrato de la gestión del vertedero ya nació con polémica y dos años después de su puesta en marcha tenemos las primeras consecuencias negativas para el Ayuntamiento, que paga 1.008.507€ anuales por este servicio”, ha recordado el concejal de EH Bildu Gasteiz, Aitor Miguel.

Hace algunos meses, EH Bildu recibió la queja de empleados del vertedero por el mal estado de la maquinaria en Gardelegi. Las y los trabajadores denunciaban la dificultad de llevar a cabo un trabajo de calidad con la maquinaria obsoleta y fuera de mantenimiento adecuado.

Tras un exhaustivo trabajo de revisión de toda la documentación que obra en el expediente, EH Bildu constató que FCC tenía obligación de sustituir la maquinaria el primer año de contrato, es decir, en 2015 tenía que haber comprado:
⁃ Un nuevo buldózer valorado en 236.000€
⁃ Un nuevo compactador valorado en 235.936€
⁃ Una retroexcavadora valorada en 49.326€.

En total, 521.262€ de inversiones en nueva maquinaria necesaria para llevar a cabo un trabajo correcto y de calidad, teniendo en cuenta que muchas de las actuales máquinas acumulan 17.000 horas de trabajo.

“Tal y como se puede comprobar en las facturas, el Ayuntamiento ha pagado mes a mes íntegramente el contrato, pero FCC no ha comprado la maquinaria. Es decir, se ha pagado por un material inexistente, que debería haber estado desde hace dos años trabajando en el vertedero”, ha denunciado Aitor Miguel.

No solo no se han entregado las tres nuevas máquinas en el plazo acordado, sino que FCC ha repercutido en la factura al Ayuntamiento un interés del 6%.

“Desde EH Bildu exigimos a FCC la devolución de los 521.262€ cobrados por la maquinaria no entregada, así como los 62.000€ que ha recibido en concepto de intereses. Además reclamamos al alcalde la imposición de la sanción correspondiente a la UTE por fraude al Ayuntamiento”, ha reclamado Aitor Miguel.

EH Bildu Gasteiz ha vuelto a exigir al Gobierno de Urtaran la puesta en marcha de una auditoria a FCC para sacar a la luz otros posibles fraudes como el denunciado.

“FCC sigue demostrando ser una multinacional parásita que engorda sus beneficios a costa del dinero de los gasteiztarras. El Ayuntamiento debe dejar de otorgar privilegios a esta empresa”, ha concluido Aitor Miguel.

A raiz de la denuncia, y según informa EFE, el Ayuntamiento de Vitoria y la UTE que gestiona el vertedero municipal de Gardelegi acordaron retrasar la entrega de la nueva maquinaria para prestar el servicio hasta que la existente, “aún operativa”, agotase su vida útil, en principio a lo largo de 2018.

El concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla, ha negado que se esté produciendo una irregularidad en esta cuestión y ha presentado hoy un informe de los servicios técnicos municipales en el que se asegura que se acordó con la UTE que la maquinaria se incorporara a lo largo del próximo año, “con las adecuaciones necesarias a la actual coyuntura del vertedero”.

En el informe se explica que desde que se aprobó el pliego de la adjudicación hasta la fecha “han cambiado mucho” las condiciones de Gardelegi, donde se ha construido un nuevo vaso de residuos, se ha clausurado otra dependencia y se ha cambiado la explotación de una tercera, por lo que “la maquinaria deberá ser la adecuada al momento actual”.

Además se insiste en que la fecha de entrega de la maquinaria “no tiene ningún efecto económico sobre el contrato, ni bueno ni malo”, y que la solución adoptada garantiza la sostenibilidad técnica del mismo, ya que agota la vida útil de la actual maquinaria y permitirá que la nueva esté más adaptada a las necesidades actuales del vertedero.

Por ello, el concejal ha concluido que no se puede hablar de fraude, algo que ocurriría si no se llegan a realizar las inversiones previstas durante la vigencia de la contrata, de seis años más dos prorrogables, cuando se está empezado el tercer ejercicio.

Además, el Ayuntamiento ha explicado que no ha abonado directamente la adquisición de la maquinaria, sino que la compra y su amortización se calcula para los seis años de contrato con el pago por parte del consistorio de un canon anual.

MotorGorbea – Noviembre
MotorGorbea – Noviembre
Compartir

1 Comentario

  1. Estando Urtaran por medio no me sorprende. Lo novedoso es que éste caso vea la luz, seguro que se quedará en nada. Y el medio millón se cobra y nunca más se vuelve a saber nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here