¡Urgente! Alerta de estafas a personas mayores en Álava

0
viven mayores abuelos pensionistas
entreseccion_noticia

(EFE).- El Departamento vasco de Seguridad ha alertado hoy de que en las últimas semanas la Ertzaintza ha detectado varias estafas a personas de avanzada edad en distintos municipios de Álava en las que los delincuentes utilizan como gancho a Osakidetza o a un falso pariente o amigo de la víctima.

En la primera de ellas, la conocida como estafa del “falso pariente” o “falso amigo”, un hombre, generalmente con acento sudamericano, llama al teléfono fijo de una persona mayor que se hace pasar por un familiar, en muchos casos de Iberoamérica, que se encuentra retenido en el aeropuerto de Barajas o que ha sufrido un accidente de tráfico.

El estafador dice a las víctimas que para que le dejen marchar tiene que pagar una cantidad de dinero y les pide que le adelanten la cuantía de la supuesta multa o del arreglo del coche.

El envío ha de hacerse a través de Western Union a un destinatario que, según ha comprobado la Ertzaintza, es diferente en cada uno de los casos analizados.

Las llamadas de estas estafas tienen prefijos de países como Brasil, Filipinas, Japón y Francia y generalmente la ciudad de destino del dinero es Jalisco, en México.

La llamada definitiva suelen realizarla tras otras previas en las que el interlocutor sonsaca a la potencial víctima los datos que le interesan para cometer la estafa.

Hasta el momento se han detectado ocho casos, tres de ellos consumados, de los que han obtenido un botín de más de 4.600 euros.

El seg tipo de estafa consiste en que una o varias personas llaman a personas mayores en nombre de Osakidetza y les ofrecen aparatos ortopédicos que les pueden ser útiles, para acto seguido solicitar una cita con ellos con el fin de regalarles alguno de esos productos.

Una vez que consiguen la cita, los estafadores, que dicen trabajar en una empresa vizcaína de productos ortopédicos, intentan vender a los ancianos de forma agresiva artículos como colchones o masajeadores que deben comprar mediante financiación y cuya cuantía económica es muy elevada.

En este tipo de estafa, las personas mayores también reciben llamadas previas a concertar la cita, en las que les sonsacan información sobre las posibles enfermedades o discapacidad que padecen, para luego utilizarla para sus fines delictivos.

Compartir

Dejar respuesta