Una madre vitoriana se queja por si 2 niños no juegan torneos de fútbol

1
Motorgorbea – VERANO 18
entreseccion_noticia

EFE).- El Ararteko ha pedido al Ayuntamiento de Vitoria que vigile que el deporte escolar que se practica en sus instalaciones se desarrolle bajo parámetros educativos y no competitivos en los que se descarta a los niños con menor rendimiento.

El Defensor del Pueblo vasco ha difundido hoy una resolución dictada tras la queja presentada por la madre de dos niños de 8 y 10 años, cuyo equipo de fútbol utiliza las instalaciones públicas de Lakua Arriaga, que pertenecen al Ayuntamiento de Vitoria.

La madre aseguró que el club había informado a las familias de los menores de que, a lo largo de la presente temporada, no todos los niños participarían en los torneos, sino que unos lo harían y otros no dependiendo de la decisión del entrenador.

La queja señalaba que dicha decisión va en contra de la finalidad que el deporte debe tener a edades tan tempranas, al hacer depender de criterios de rendimiento competitivo una participación que tendría que tener ante todo una dimensión educativa.

Apelaba en este sentido a los principios que establece la normativa reguladora del Programa de Deporte Escolar, que prima los objetivos educativos y el fomento del hábito del deporte por encima del éxito competitivo.

La madre consideraba que el Ayuntamiento debería controlar este tipo de prácticas por parte de los clubes que utilicen las instalaciones deportivas municipales para el deporte escolar.

El Ararteko solicitó información al Ayuntamiento de Vitoria, que respondió que el consistorio no organiza actividades competitivas para menores en edad escolar ni subvenciona a equipos para que participen en competiciones a estas edades, sino que cede sus instalaciones y presupone que cumplen la normativa foral.

No obstante el consistorio mostró su disposición a investigar lo ocurrido y sugirió que se informara también a la Diputación alavesa, que es la institución encargada del cumplimiento de los programas escolares, algo que el Ararteko ha asegurado que hará.

No obstante, el Defensor del Pueblo vasco discrepa de uno de los argumentos esgrimidos por el Ayuntamiento en el que defiende que los socios de un club deportivo son libres de adoptar las decisiones que consideren oportunas.

“Esas decisiones ni, sobre todo, los efectos que puedan llegar a producir pueden resultar indiferentes a nuestras administraciones cuando el club en cuestión pretenda utilizar instalaciones de titularidad pública”, señala el Ararteko.

Por todo ello y, “a la vista de la colaboración ofrecida por el ayuntamiento”, el Defensor del Pueblo en Euskadi pide al consistorio que compruebe cómo se han desarrollado los torneos del club de fútbol a los que se refiere la queja, si se han regido por principios educativos no competitivos o por criterios de rendimiento deportivo.

Además le sugiere que de ahora en adelante la cesión de locales municipales para la práctica de deporte escolar se vea condicionada a la suscripción de un compromiso por parte de los centros y entidades deportivas de “respeto al espíritu de participación y educación que ha de inspirar el deporte practicado por niñas y niños”. EFE

Compartir

1 Comentario

  1. No se atreven ni Diputación ni Ayuntamiento a ponerle el cascabel a este gato. Y mientras cada vez hay más clubes de fútbol cobrando subvenciones con chavales a partir de 4 y 5 años buscando hacer negocio. Y todo ello en instalaciones municipales, por supuesto.

Dejar respuesta