Rodaje: “Vitoria, 3 de marzo” pone la carne de gallina (6 FOTOS)

3
Boulevard – Octubre

(EFE).- El rodaje del largometraje “Vitoria, 3 de marzo” que estos días se desarrolla en la capital alavesa pone la “carne de gallina” a muchos vitorianos que se acercan a las zonas donde se graban las escenas y rememoran las cargas policiales contra el movimiento obrero que se produjeron en 1976.

“Vitoria, 3 de marzo” lleva a la gran pantalla los sucesos ocurridos durante esa época relacionados con el movimiento obrero, las huelgas y con la carga policial que hubo ese día contra los trabajadores reunidos en asamblea en la iglesia de San Francisco de Asís del barrio de Zaramaga, que provocó cinco muertos y cientos de heridos.

Baskonia Gipuzkoa

En el tercer día de rodaje, la calle Herrería del casco viejo de Vitoria ha vuelto al año 1976, unos meses después de la muerte del dictador Francisco Franco. Los sonidos de los tiros de los “grises”, la policía de la dictadura, han resonado en esta calle peatonal cuando han cargado contra una manifestación de mujeres de obreros.

Muchos de los figurantes, voluntarios con vestimenta de la época, (sobre todo mucha pana y pantalones de campana) que han decidido gratuitamente participar en varias de las escenas, han repetido en varias ocasiones, con paciencia, la secuencia, hasta que el equipo ha permitido un pequeño descanso antes de comenzar de nuevo a simular caras de indignación y de miedo por la carga policial.

No han faltado los pequeños percances típicos del rodaje en esta secuencia. El motor de uno de los dos viejos vehículos policiales no ha arrancado cuando tenía que interceptar la manifestación de mujeres y miembros del equipo y algunos figurantes han tenido unir fuerzas para empujarlo.

El director de la película, Víctor Cabaco, y cuatro de los actores, Amaia Aberasturi, Oti Manzano, Mikel Iglesias y Alberto Berzal, han interrumpido unos minutos su trabajo para atender a los medios de comunicación.

Víctor Cabaco ha destacado la “increíble” acogida que el rodaje tiene entre los vitorianos, así como las muestras de cariño de quienes se acercan a contemplar las grabaciones y que rememoran dónde estaban y qué hacían, ellos, sus padres o familiares, cuando el 3 de marzo de 1976 se produjo la tragedia, unos recuerdos que a algunos les pone “la carne de gallina”.

El director reconoce que en algunas escenas se ha añadido “un poco más de acción”.

Amaia Aberasturi encarna a Begoña, la protagonista de la película, una chica de 18 años “muy alegre, soñadora y cabezota”, según ha descrito, que va madurando en poco tiempo tras enamorarse de Mikel, un joven obrero en huelga, y que se involucra cada vez más en la causa del movimiento obrero.

Esta evolución y la relación amorosa con Mikel le enfrenta a su padre, un periodista de una radio local.

El actor Mikel Iglesias, que interpreta a Mikel, ha señalado que su personaje representa a toda esa gente que trabajaba desde joven y que luchaba por sus ideales, “un tipo superpolitizado”, con las ideas muy claras, que se enamora de Begoña, a la que quiere convertir más en su compañera que en su novia.

Alberto Berzal (José Luis en la película), es el padre de Begoña. El actor ha explicado que al principio de la trama es un personaje que ve desde fuera lo que pasa, desde el punto de vista periodístico, y que según va transcurriendo la historia se encuentra inmerso en una serie de encrucijadas y problemas personales con su mujer, su hija y sus ideales.

Otra de las actrices, Oti Manzano, se mete en el personaje de Loli, una emigrante andaluza, fuerte, que ama a su marido, que le apoya y que representa a todas esas familias que tuvieron que emigrar y desarraigarse de sus pueblos.

“Vitoria, 3 de marzo”, cuyo rodaje comenzó el lunes y que se prolongará durante cinco o seis semanas, es una película de 90 minutos de duración, producida por Sonora Estudios y Gariza Films.

Otros de los actores son Ruth Díaz, José Manuel Seda, Iñaki Rikarte, Iñigo de la Iglesia y Asier Macazaga.

La trama principal se completa con la madre de Begoña, que no está satisfecha con su matrimonio y cuyo interior se remueve cuando aparece Eduardo, un empresario. EFE

Vithas San Jose – Octubre
Compartir

3 Comentarios

  1. yo solo he visto amigos de okupas intentando escribir la historia, y mucho me temo como se reescribira la historia

  2. Supongo q te refieres a “El triunfo de la voluntad”, “La corona de hierro”, “Raza” y otras del.pelo. El cine no es nada más q lo q quiera contar la gente y lo hay de todos los colores…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here