(Actualización): Despedida con dolor y emoción a Iván Fandiño

0
Motorgorbea Julio

INFORMACIÓN 20 HORAS:

EFE).- La ciudad vizcaína de Orduña ha despedido con dolor y emoción a su torero Iván Fandiño en un funeral que ha abarrotado la iglesia de Santa María con una destacada presencia del mundo del toro.

Baskonia abonados

Fandiño, de 36 años, murió en la ciudad francesa de Aire Sur L’Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán de nombre “Provechito”, que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de instrumentar un quite por chicuelinas.

El funeral se ha oficiado en localidad natal del torero después de que a lo largo de la mañana amigos y compañeros del diestro acudieran a la capilla ardiente instalada en el tanatorio de la cercana localidad alavesa de Amurrio, a donde el cuerpo del torero llegó ayer pasadas las 20:00 horas.

Familiares, amigos, compañeros de profesión, vecinos de la localidad vizcaína y aficionados al toro en general no han faltado al último adiós al diestro en una tarde calurosa y triste con un continuo desfilar de semblantes serios y apenados hacia el interior del templo.

En el inicio de la ceremonia, la agrupación musical Banda de Santa Cecilia de Orduña ha interpretado la marcha fúnebre “Pobre Carmen”, mientras la familia más directa del diestro aguardaba en el exterior del templo, en un momento de recogimiento, antes de entrar a la iglesia.

Entre los compañeros de profesión de Iván Fandiño, se han podido ver en Orduña a muchos de los que a la mañana acudieron a la capilla ardiente para trasladar su condolencias y cercanía a la familia del maestro, como Enrique Ponce o Juan Antonio Ruiz “Espartaco”.

También han estado Víctor Puerto, Miguel Ángel Perera, Ortega Cano, José Tomás, Pepín Liria, Javier Conde y El Juli que, muy apenado, ha destacado la trayectoria de Iván Fandiño que ha sido, según ha resaltado, “un grandioso torero, una grandiosa figura”.

José Padilla, visiblemente emocionado, ha asegurado que éste ha sido “un día triste” en que “el mundo del toro” se ha reunido en la ciudad natal de Iván Fandiño para “despedirlo” y recordar a un torero que “ha entregado la vida por esta profesión, por dignificarla”.

Juan del Álamo, que lidiaba el toro que corneó a Fandiño cuando realizaba un quite, también ha expresado a la entrada del templo su “tristeza” por la marcha de “un gran torero y una gran persona” y un hombre que “luchó mucho por esta profesión” y que fue “un torero valiente y de mucha entrega”.

Miguel Abellán ha recalcado, en declaraciones a los medios que han acudido a Orduña, que en es un día “muy difícil” para el mundo del toro en el que todos son “una familia” en la que los toreros se juegan la vida “por una profesión a la que amamos y al final unos, desgraciadamente, pagan el tributo más caro que es perder su vida”.

Al finalizar la ceremonia, la banda de Orduña ha tocad el “Pasodoble de Iván”, compuesto por el director de la agrupación, Jesús C. Urrutia, para el diestro hace unos años y que ha servido para despedir a todos los amigos y familiares que se han acercado a la iglesia de Santa María.

Mientras, la plaza de toros de Orduña, el coso que le vio nacer y crecer como torero, estaba engalanada con las coronas y ramos de flores enviadas desde distintos puntos de España por amigos, compañeros, instituciones y organismos que han sido trasladadas desde el tanatorio.

Allí esta mañana, un emocionado Juan Antonio Ruiz “Espartaco” recordaba al torero de Orduña. “Esté donde esté que lo saquen por la puerta grande porque ha sido un hombre grande”, ha señalado.

También en el tanatorio, Enrique Ponce ha destacado “el sentido de la pureza” que Fandiño tenía “en todas sus formas, desde con el capote hasta con la espada” y ha puesto en valor las “muchísimas cosas” que ha aportado la mundo de la tauromaquia: “Se ha ido uno de los grandes de los últimos diez años”.

Fandiño, ha añadido, “salía siempre a la plaza a darlo todo” y “ha dado la vida por lo que más quería, el mundo del toro”, ha dicho Ponce, que no encuentra “consuelo” ante “una tragedia de esta magnitud”.

INFORMACIÓN 14 HORAS:

Enrique Ponce: Fandiño salía siempre a la plaza a darlo todo

EFE).- El diestro Enrique Ponce ha destacado hoy “el sentido de la pureza” del toreo que tenía Iván Fandiño, un matador que “salía siempre a la plaza a darlo todo” y que “ha dado la vida por lo que más quería, el mundo del toro”.

Ponce ha sido un de los compañeros del diestro vizcaíno que esta mañana se ha acercado hasta el tanatorio de Amurrio (Álava) donde ha sido instalada la capilla ardiente por Fandiño, muerto el sábado de una cornada en Francia, para dar el pésame a la familia.

A su salida y en declaraciones a los medios de comunicación, Ponce ha destacado que “se ha ido uno de los grandes de los últimos diez años” y ha recordado que él tuvo el “gusto y privilegio” de torear con él en muchas ocasiones.

“Era un torero realmente extraordinario, en cuanto a su verdad y pureza, en su manera de interpretar el torero”, ha descrito un emocionado Ponce, quien se ha referido a Fandiño como un “compañero extraordinario”

Ha destacado que el diestro vizcaíno era uno de esos toreros que dentro de la plaza “no se dejaban ganar la pelea nunca. Siempre salía arreando muchísimo”. Ha opinado asimismo que Fandioño ha aportado “muchísimas cosas” al mundo del toreo y también “ilusión” y “emotividad” al aficionado.

Ha subrayado Además “el sentido de la pureza” que tenía “en todas sus formas, desde con el capote hasta con la espada”. Era, ha añadido Ponce, “un torero que tenía torería, que sentía el toreo desde lo más profundo y que vivió por y para el toro”.

Y finalmente ha asegurado que no hay palabras para expresar el “dolor” y la “importancia” por lo ocurrido. “Una tragedia de esta magnitud nos deja a todos derrumbados. No hay palabras de consuelo para la familia”, ha concluido.

INFORMACIÓN 11 HORAS:

EFE).- El diestro Juan Antonio Ruiz, Espartaco, ha alabado hoy la “grandeza” y “seriedad” del torero vizcaíno Iván Fandiño, fallecido el sábado al ser corneado por un toro en Francia y ha añadido que “esté donde esté” se merece que “lo saquen por la puerta grande porque ha sido un hombre grande”.

Espartaco es uno de los compañeros de profesión que esta mañana se han acercado hasta el tanatorio en el que está situada, a las afueras de Amurrio (Álava) la capilla ardiente de Fandiño, que será enterrado esta tarde en Orduña (Bizkaia), su localidad natal.

Ante los medios de comunicación, tras mostrar sus condolencias a la familia y en nombre de otros compañeros, Espartaco ha calificado de “desgracia tremenda” la muerte del matador vasco, un hombre “en la flor de la vida”.

“Es una pérdida muy importante para el mundo del toro”, ha añadido Espartaco, retirado desde 2015, y ha destacado asimismo la valía de Fandiño como compañero y como hombre.

Ha destacado varias veces la capacidad extraordinaria, seriedad y los “muchísimos esfuerzos” hechos por Fandiño a lo largo de su trayectoria profesional. “Nunca lo olvidaremos. Estará en nuestros corazones. Es una persona grande”, ha subrayado.

Ha reconocido que la profesión de torero tiene partes “muy bonitas” con momentos muy “bellos” y muchas “recompensas” pero ha recordado también que “la muerte está ahí”.

“El toro está ahí, él pierde la vida pero los toreros se la juegan de verdad. Exponen su vida ante el toro”, ha descrito Espartaco.

El diestro ha querido añadir que los toreros son gente “extraordinaria” con un “mérito enorme” y ha asegurado que la muerte de un compañero no se puede olvidar nunca.

INFORMACIÓN 10.15 HORAS:

EFE).- Los primeros compañeros del torero vizcaíno Ivan Fandiño, fallecido el sábado en Francia tras recibir una gravísima cornada, han comenzado a llegar a la capilla ardiente instalada en el tanatorio de Amurrio (Álava) para dar el ultimo adiós al maestro y mostrar sus condolencias a la familia.

Pasadas las nueve de la mañana han entrado a este tanatorio, instalado en las afueras de la localidad alavesa de Amurrio la esposa, los padres y la hermana de Fandiño.

Al lugar se han ido acercando también algunos de los compañeros de profesión del maestro mientras continuaba el goteo de coronas y ramos de flores.

Los toreros Curro Díaz, David Fandila, “el Fandi”, Juan Antonio Ruíz, “Espartaco”, Pepín Liria, y Paco Ureña, han sido algunos de los que han llegado ya hasta el tanatorio, donde hay una destacada presencia de medios de comunicación. Está prevista también la presencia de Enrique Ponce, José María Manzanares y El Juli.

Está previsto que a lo largo de la mañana otros diestros, amigos, y vecinos de Fandiño, natural de Orduña (Bizkaia), se acerquen hasta este punto. Está previsto el traslado del féretro para ser incinerado a las 11.00 de la mañana.

Iván Fandiño, de 36 años, falleció el sábado en la ciudad francesa de Aire Sur L’Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán de nombre “Provechito”, que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de instrumentar un quite por chicuelinas.

Los restos morales del torero llegaron a Amurrio a las ocho de la tarde de ayer y el funeral tendrá lugar esta tarde a las 18.30 en la iglesia de Santa María de Orduña (Bizkaia).

INFORMACIÓN: 9.30 HORAS:

EFE).- Los restos mortales del torero vizcaíno Iván Fandiño llegaron ayer pasadas las 20:00 horas al tanatorio de Amurrio (Álava) donde será velado hasta que hoy por la tarde se oficie el funeral en su localidad natal de Orduña (Bizkaia).

Con la llegada del féretro se han vivido escenas de emoción entre los familiares y amigos, imágenes que se han repetido cuando una hora más tarde, sobre las nueve de la noche, ha llegado la cuadrilla del diestro fallecido.

Su jefe de prensa, Sergio Moreno, ha explicado a los periodistas que el entorno y compañeros de Fandiño atraviesan “momentos muy complicados” y están “muy consternados” porque, aunque ya en la plaza se dieron cuenta de que la cornada era importante y estaba “en mal sitio”, nunca habrían “imaginado este final”.

El municipio alavés de Amurrio, donde se ubica el tanatorio, está situado a menos de diez kilómetros de Orduña. En esta localidad vizcaína Fandiño nació y vivió su infancia con sus padres y hermana. Esta tarde decenas de vecinos tanto de Orduña como de localidades cercanas han acudido al tanatorio para expresar su pésame a la familia.

Está previsto que a lo largo de la mañana se acerquen al tanatorio figuras de la tauromaquia como Enrique Ponce, José María Manzanares, El Juli y Curro Díaz para dar el último adiós a su compañero profesión antes de que a las 18.30 horas se celebre su funeral en la iglesia de Santa María de Orduña. Posteriormente sus restos serán incinerados.

La familia del diestro, que estaba casado y tenía una niña que aún no ha cumplido los dos años, ha pedido poder vivir estos momentos con intimidad.

Fandiño era muy querido por los aficionados a los toros de la comarca y contaba también con el cariño de sus vecinos de Orduña. De hecho fue el pregonero de las fiestas de la localidad en 2015, por lo que se espera que su funeral sea mañana multitudinario.

Iván Fandiño, de 36 años, falleció ayer en la ciudad francesa de Aire Sur L’Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán de nombre “Provechito”, que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de instrumentar un quite por chicuelinas.

El torero vizcaíno ya entró “crítico” a la enfermería de la plaza, donde lo estabilizaron en un primer momento aunque acabó falleciendo en el trayecto de 33 kilómetros en ambulancia al hospital “Layné” de Mont de Marsan de un segundo paro cardiaco tras presentar “destrozos irreparables” en órganos vitales como hígado, riñón y pulmones.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here