La recalificación fallida, nueva fase del “caso De Miguel”

0
juicio
juicio
BMW – Sept
entreseccion_noticia

EFE).- La Audiencia Provincial de Álava que juzga el denominado “caso De Miguel”, una presunta trama de cobro de comisiones ilegales liderada por el exdirigente del PNV alavés Alfredo de Miguel, comenzará mañana a analizar la fallida operación de recalificación de terrenos en Zambrana para instalar un polígono industrial.

La Sección Segunda de la Audiencia alavesa iniciará así el octavo bloque de los doce en los que se ha dividido este macroproceso, en el que hay 26 personas imputadas, entre ellas otros exmiembros del PNV en Álava y excargos del Gobierno Vasco.

El juicio por este caso, el mayor de presunta corrupción instruido en Euskadi, arrancó el pasado mes de enero y se espera que se prolongue hasta octubre.

CAMPAÑA ETL – Verano 18

Los 26 acusados serán los últimos en declarar porque así lo acordó la Sala tras solicitarlo sus abogados y no oponerse el fiscal jefe de Álava, Josu Izaguirre.

En este octavo bloque, el tribunal analizará cómo se tramitó la fallida recalificación de terrenos de Zambrana (Álava) y la implicación de la conocida como “trama catalana”, ya que la presunta red liderada por De Miguel buscó la inversión de una constructora catalana -Grupo Riera- que supuestamente abonó comisiones por las gestiones políticas hechas para llevar a cabo la recalificación.

Por esta causa en el banquillo de los acusados está sentada la que fuera alcaldesa por el PNV de la pequeña localidad alavesa de unos 400 habitantes María Justina Angulo.

Según afirma el fiscal en su escrito de acusación, Angulo contactó en 2004 con De Miguel para buscar apoyo al proyecto de recalificación, una operación que éste impulsó desde su cargo en la Diputación de Álava como diputado de Administración Local y Equilibrio Territorial, y cuya tramitación fue “irregular”, contraria a la norma.

Además durante la tramitación de la recalificación, la Fiscalía dice que se produjeron flujos de dinero por supuestos trabajos que no constan y que Construcciones Riera y Riera Urbanizer abonaron más de un millón y medio de euros a la trama corrupta por su intermediación para que estas dos empresas participaran en la operación de Zambrana.

En este bloque además de De Miguel y Angulo adquiere protagonismo la familia Arruti, ya que en el banquillo de los acusados están sentados Jesús Arruti Odriozola, sus hijos Jesús José Arruti Letemendia y Estíbaliz Arruti Letemendia, y el marido de ésta, Gorka Errasti, todos ellos como responsables de Sidepur, la empresa a la que se abonaron supuestamente las comisiones.

También están imputados los que eran entonces responsables del grupo constructor catalán Riera: Francesc Fernández y Plácido Casas, así como los empresarios Joaquín Sabater y Ramón Tomás Riba.

En un principio, el tribunal ha fijado nueve sesiones sobre este bloque, hasta el 18 de junio. EFE

Compartir

Dejar respuesta