Cargan contra la contrata de limpieza de Vitoria y piden una auditoría

0
limpieza coche fcc
entreseccion_noticia

EFE).- El concejal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria Aitor Miguel ha reclamado hoy al Gobierno municipal de PNV-PSE que ponga en marcha una auditoría para investigar posibles sobrecostes en la contrata de limpieza después de que la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojua) diese la razón al consistorio en una disputa con la empresa.

La formación abertzale, a través de un comunicado, ha sostenido que “gracias a la presión de los grupos de la oposición FCC (que junto con GSSM tiene la contrata de limpieza en Vitoria) no se ha salido con la suya, los trabajadores han recuperado su puesto de trabajo y las arcas municipales se han ahorrado 1.700.000 euros anuales”.

La decisión de la Cojua de dar la razón al Ayuntamiento frente a la reivindicación de la contrata de que abonasen cerca de 1,7 millones al año por el absentismo laboral, el pago de las antigüedades medias y las primas de jubilación, que el dictamen atribuye a la empresa, ha abierto la puerta a la posibilidad de que la UTE renuncie a continuar con la adjudicación.

Pero para EH Bildu el paso dado desde este organismo invita a profundizar en la gestión de la UTE. “Hagamos una auditoría para conocer si FCC se ha beneficiado de forma injusta en los casos que no se han investigado”, ha defendido Miguel.

La formación asegura que “no se trata de irregularidades puntuales”, ya que “FCC no dudó en utilizar el despido de trabajadores como chantaje para ahondar en sus privilegios e intentar cobrar sobrecostes millonarios”, y recuerda que “la misma multinacional fue la que cobró camiones a precio doble”.

“No podemos olvidar que, según el informe del interventor, FCC también ha intentado cobrar sobrecostes en la gestión del vertedero de Gardelegi”, agrega.

Por ello, además de exigir la auditoría “para cuantificar cuántos millones le ha costado al Ayuntamiento los contratos de FCC durante todos los años en los que se miraba hacia otro lado” el concejal ha abogado por “empezar a estudiar las posibilidades para la remunicipalización de la mano de los trabajadores y los grupos políticos”, y que el servicio sea de gestión directa. EFE

INFORMACION LUNES:

La Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojue), dependiente del Gobierno Vasco, ha emitido una resolución en la que da la razón al Ayuntamiento de Vitoria en su disputa con la contrata de la limpieza de la ciudad y libra a la institución de abonar cerca de 1,7 millones anuales por extras del servicio.

El coordinador de Medio Ambiente de Vitoria, Álvaro Iturritxa, y el coordinador de Alcaldía, Economía y Función Pública, Iñaki Guturbai, han explicado hoy en rueda de prensa la decisión de este organismo, que se notificó al Consistorio el pasado viernes y esta mañana se ha trasladado a la UTE que componen FCC y GMSM, actuales adjudicatarias del servicio.

La decisión de la COJUE respalda la posición del equipo de gobierno municipal (formado por PNV y PSE) frente a la petición de la contrata de que el Ayuntamiento asumiera el coste del absentismo laboral, el pago de los pluses por antigüedades medias y las primas de jubilación anticipada, algo que no se recogía en el contrato y se estima en 1,7 millones de euros anuales.

“El dictamen de este árbitro es que no procede en la revisión de precios que se tengan en cuenta estas cuestiones, que deben ser asumidas por la empresa”, ha detallado Guturbai, que ha expresado la satisfacción del Ayuntamiento por la decisión.

Ahora, y conforme a la hoja de ruta pactada con la empresa en agosto, se abren dos escenarios: que la UTE decida mantener el contrato con estas condiciones económicas, o que traslade al Consistorio su renuncia al servicio, sin que Vitoria abone una indemnización, y sin retirarse hasta que haya una nueva adjudicataria.

“Si la UTE valora que el contrato es inviable económicamente para ellos, el Ayuntamiento resolvería el contrato sin abonar ninguna indemnización, y tendrían que permanecer en el servicio hasta que hubiera un nuevo contrato, con un periodo mínimo de 8 a 10 meses”, ha agregado Guturbai.

Respecto a la posibilidad de gestionar de forma directa y no a través de una empresa el servicio de limpieza, Iturritxa la ha descartado al entender que no garantizaría la continuidad de toda la plantilla en sus puestos, ya que sería obligatorio hacer una OPE para validar los contratos.

En cuanto a la prestación actual del servicio, el coordinador de Alcaldía ha recordado que ahora está “por encima del 95 %” y que se han resuelto los conflictos que la UTE mantenía con sus trabajadores por la subida salarial y los días de libre disposición.

Ahora el Ayuntamiento espera la respuesta de la empresa para conocer el siguiente paso a dar.

Ante estas discrepancias, ambas partes alcanzaron un acuerdo por el que se sometían al arbitraje de la Cojue en la revisión de precios, tras un conflicto que se abrió a principios de 2017 con la decisión de la empresa de despedir a 8 trabajadores (finalmente fueron 5) ante la necesidad de hacer ajustes económicos por un “desequilibrio financiero” en el servicio.

Los despidos llevaron a la plantilla a convocar una huelga de limpieza, que finalmente se evitó con el pacto con el Ayuntamiento, lo que supuso la readmisión de los trabajadores en agosto. A cambio se llevó el 13 de diciembre el conflicto a la Cojue. EFE

Compartir

Dejar respuesta