Euskadi, Barcelona y Mikel Sánchez usan moldes en 3D para cirugía

0
entreseccion_noticia

Tecnología alavesa de impresión 3D baja un 40 % el tiempo de las operaciones

EFE).- Aplicaciones para operaciones médicas a través de la tecnología de impresión 3D desarrolladas por la empresa alavesa Mizar permiten, entre otras ventajas, reducir en un 40 % el tiempo de las intervenciones quirúrgicas e incrementar su precisión. 

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, el traumatólogo Mikel Sánchez y el área de Pediatría del hospital San Juan de Dios de Barcelona son algunos de los clientes de esta empresa, que a partir de las piezas en 3D y una recreación digital del área a operar, sobre la que ensayan, configura unas plantillas que guían al cirujano.

“Partiendo de una resonancia o un TAC del paciente se lleva a cabo el molde, lo que permite diagnosticar mucho mejor y de forma más clara”, explica en una entrevista con Efe el director técnico de Mizar, Gorka Fernández.

Como novedad, han incorporado al proceso una aplicación que permite planificar con el médico toda la cirugía sobre ese modelo para así predecir el resultado de la operación y diseñar plantillas quirúrgicas que se adaptan al hueso y marcan al cirujano las zonas de corte y sus ángulos.

“Así se traslada toda esa planificación al quirófano de una manera en la que no existen riesgos. La intervención y las decisiones se toman fuera, y en el quirófano solo hay que llevarlas a cabo, porque ya se sabe el resultado”, apunta Fernández.

La pieza clave de este proceso es la recreación digital de la anatomía del paciente, sobre la que se diseña la operación. “Con ella vemos el resultado de hacer un corte en una zona o en otra, para determinar si es el correcto o no. Y al ser digital, podemos volver atrás tantas veces como deseemos”, expone.

De ahí sale el diseño de esas guías que se usarán durante la cirugía, cuyas ventajas están ya contrastadas. “En manos de los doctores que las han usado se logra aumentar la precisión en la cirugía y su éxito, lo que evita segundas intervenciones, y al no tener que pensar los pasos a dar se reduce el tiempo de operación en un 40 %”, asegura.

Esta tecnología se ha aplicado tanto en operaciones con el doctor Mikel Sánchez como en intervenciones en la sanidad pública. El hospital vizcaíno de Cruces la ha utilizado en varias y las áreas de investigación médica de Osakidetza trabajan conjuntamente con Mizar para extenderlas a más operaciones, ya que reducen el coste global de las cirugías.

Además, la tecnología les permite fabricar a medida de la geometría del paciente las placas metálicas que ayudarán a que el hueso se recupere.

También colaboran con el hospital San Juan de Dios de Barcelona en casos de pediatría en los que resuelven el problema de las tallas que la fabricación convencional marca a los implantes. “Allí ven como una ventaja conocer bien la anatomía humana de estos pacientes para poder darles la mejor solución posible”, explica Fernández.

Y esta tecnología no es sólo para casos extremos, “sino que se puede aplicar en un alto porcentaje de pacientes”, agrega.

Mizar se integra dentro del Grupo Alcor y nació en 2014 para trabajar en el campo de la fabricación aditiva (la impresión de piezas en 3D capa a capa). Se ha especializado en el ámbito médico, el sector aeronáutico y en el diseño de aplicaciones para que la industria pueda incorporar a sus procesos la impresión 3D.

En sus tres años de vida la empresa ha pasado de una plantilla de 4 personas a contar con 15 trabajadores y su facturación supera el millón de euros. EFE

654397E6-F1D0-475A-AFA1-C061A917431F89EF534F-661B-4A47-8E88-1127B06A12E6

236C09C9-75A1-4219-A783-757107F3CFFD

Fotos euskadi.eus , mizar, y norte expres.

Compartir

Dejar respuesta