9 efemérides claves en las fiestas de La Blanca (Historia)

1
efemérides

1878

entreseccion_noticia

El origen de las cuadrillas de blusas nos traslada al año 1878. Entonces, los grupos de mozos se dedicaban a dar serenatas nocturnas bajo el balcón de la habitación del hotel de los toreros que acudían a los festejos taurinos. La primera cuadrilla que se asignó un nombre fue El Himeneo, en 1925. La actual cuadrilla de Los Bainas se llamó La Flor de la Rioja hasta 1965.

1880

Hasta la construcción de la primera plaza de toros de Vitoria en 1880, la lidia se llevaba a cabo en la plaza España. Los balcones hacían la función de palcos y todavía hoy algunos de ellos conservan la numeración.

1882

El 31 de julio de 1822 el Ayuntamiento de Vitoria señaló a la Virgen Blanca como única patrona de la ciudad. Hasta entonces, La Blanca compartía este honor con Santa Ana y Santa Ma-ría. En 1953 se formalizó la coronación de la Virgen Blanca.

1883

Durante el siglo XVII las fiestas de Vitoria se celebraron en julio, coincidiendo con la festividad de Santa Ana. Posteriormente, los fastos se trasladaron a septiembre o a la primera semana de agosto. A partir de 1883, el Ayuntamiento decidió ubicar las fiestas de La Blanca en las fechas en las que hoy las conocemos: del 4 al 9 de agosto.

1945

El entonces alcalde de Vitoria, Javier Lejarreta, ‘alcalde de los Blusas’, apoyó incondicionalmente a las cuadrillas. Bajo su gobierno municipal se reconstruyó la plaza de toros, un viejo anhelo de los mozos. Pero el apoyo económico resultaba insuficiente para las cuadrillas de blusas durante los años de la posguerra y la crisis agudizó el ingenio. Así, en 1945, Benicio Bujanda, Ernesto Castaños, Santos Cortázar, Felipe Cortés y algunos amigos más crearon ‘el día del Blusa’, para organizar una novillada y recaudar fondos con los que sufragar los gastos de las fiestas de La Blanca.

1947

En 1947, un petardo pirotécnico lanzado al aire inauguraba las fiestas de La Blanca. La lanzadera se colocó en la plazuela de Villa Suso y las crónicas de la época hablaban de una “potente bomba real”. Ese estruendo que hoy identificamos con el inicio de las fiestas lo introdujo en Vitoria Patxi Lecea después de verlo en San Fermín. Por aquel entonces carecía de nombre. Diez años después de su lanzamiento, los programas festivos recogieron por primera vez el vocablo ‘chupinazo’.

1957

El 4 de agosto de 1957 un muñeco descendió por primera vez de la torre de San Miguel. La cuadrilla de blusas Los Tímidos prestó su mascota ‘Pepito’ para que representara el primer Celedón volador y lo lanzaran hasta la plaza España a través de un complejo mecanismo de poleas. Éste falló y el muñeco acabó en un tejadillo de San Miguel. Acababa de nacer la bajada de Celedón.

1962

El popular torero Manuel Benítez, ‘El Cordobés’ (padre), acudió a los festejos taurinos de La Blanca desde su época de novillero. Pero fue en 1962 cuando sufrió una grave cogida que no le impidió acabar la faena por la que cortó dos orejas. Este torero traía miles de visitantes.

1971

Desde 1957 hasta 1971 Celedón cruzaba la plaza de España en su bajada. Pronto se quedó pequeña y en 1971 aterrizó en uno de los extremos de la plaza de la Virgen Blanca desde el que, actualmente, el Celedón de carne y hueso saluda a la ‘marea’ humana.

Compartir

1 Comentario

  1. O sea, que el Celedón es un invento del franquismo. Con la (des)memoria hitorica deberían eliminarlo, o taparlo con un trapo, como el escudo franquista de la catedral nueva. Los talibanes utilizan metodos muy efectivos para acabar con “residuos historicos”. Ya han acabado las tradicionales (durante siglos) corridas de toros. Y lo intentan con el idioma tradicional de los vitorianos.

Dejar respuesta