Contratos “a dedo” centran una nueva fase del juicio del caso De Miguel

0
juicio
juicio
entreseccion_noticia

EFE).- La Audiencia Provincial de Álava retoma mañana el juicio por el caso De Miguel tras el parón de Semana Santa centrado en los contratos por unos 380.000 euros que supuestamente fueron adjudicados a dedo por el Gobierno Vasco a la presunta trama corrupta liderada por tres ex dirigentes del PNV alavés.

El juicio por este caso, en el que hay 26 personas imputadas, entre ellas el que fuera diputado foral de Álava y número dos del PNV en ese territorio, Alfredo de Miguel, para quien la Fiscalía pide 54 años de cárcel, comenzó el pasado mes de enero en la Audiencia alavesa.

Dada la complejidad de este procedimiento, que es el mayor caso de presunta corrupción instruido en el País Vasco, el juicio se ha dividido por bloques.

Hasta ahora, el tribunal ha juzgado dos operaciones vinculadas con la ampliación del Parque Tecnológico de Álava, donde los tres principales imputados, De Miguel y los también exmiembros de la Ejecutiva del PNV alavés, Koldo Ochandiano y Aitor Tellería, supuestamente reclamaron una comisión de 100.000 euros a la abogada Ainhoa Alberdi, quien destapó esta presunta trama con su denuncia ante la Fiscalía en diciembre de 2009.

A partir de mañana y hasta el próximo 25 de abril se han fijado las pruebas testificales vinculadas con los contratos que tres de las supuestas empresas pantallas utilizadas por los dirigentes de la trama y sus esposas, Katia Consulting, Errexal y Ortzi Muga, lograron entre 2006 y 2009 del Gobierno Vasco.

Contratos a dedo


Según el escrito de acusación del fiscal jefe de Álava, Josu Izaguirre, una veintena de estos contratos en materia de juventud fueron adjudicados a dedo a estas empresas por el departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

En esta fase se van a analizar esos contratos, que en la mayoría de los casos no consta que se llevaran a cabo, según el Ministerio Público.

El fiscal considera que los tres principales imputados y sus esposas -administradoras de Kataia- urdieron un sistema para obtener ingresos a través de la adjudicación irregular de contratos menores junto con otros dos imputados, Iñaki San Juan y Josu Montes, amigos personales de De Miguel y militantes del PNV, que se constituyeron como administradores de Errexal y Ortzi Muga.

La Fiscalía pide 19 años de cárcel para San Juan y 17 años y medio para Montes.

Los otros dos protagonistas de esta fase son Gurutz Larrañaga Zubizarreta, viceconsejero de Cultura y Juventud del Gobierno de Juan José Ibarretxe desde julio de 2003 hasta mayo de 2009, y Francisco Javier Sánchez Robles, el entonces director de Juventud y Acción Comunitaria del Departamento de Cultura del Ejecutivo.

Ambos se sientan en el banquillo de los acusados por estos contratos y el fiscal pide 17 años de cárcel para Larrañaga y 18 años y 4 meses para Sánchez Robles por valerse su cargo para la adjudicación irregular de los mismos.

En concreto, Kataia, Errexal y Ortzi Muga consiguieron contratos por valor de unos 289.000 euros del departamento de Cultura. Además Errexal se hizo con los 90.000 euros que el Ejecutivo vasco reservó para que las Cuadrillas de Álava elaboraran sus planes juveniles.

A estos contratos hay que sumar los que fueron adjudicados a Errexal y Ortzi Muga por la Diputación de Álava cuando De Miguel era diputado foral por valor de casi 130.000 euros, por lo que las empresas de la supuesta trama habrían logrado unos 500.000 euros en contratos públicos a dedo, según la Fiscalía.

En los próximos días pasarán por la Audiencia alavesa los testigos vinculados con las contrataciones del Gobierno Vasco y será en una fase posterior cuando se entre a analizar los suscritos con la Diputación. EFE

Compartir

Dejar respuesta