El conflicto en Podemos de Álava llega a los tribunales con una querella

0
Podemos Vitoria-Gasteiz
Pasarela Gasteiz On
Banner Zalgiris

(EFE).- El conflicto interno que vive Podemos en Álava llega hoy a los tribunales de justicia, ya que uno de los junteros díscolos con la dirección del partido Koldo Martín presentará una querella contra varios dirigentes de la formación.

Un grupo de inscritos y militantes de Podemos en Álava han comparecido hoy ante los medios de comunicación en Vitoria acompañados por cargos públicos, algunos de los cuales han permanecido con sus bocas tapadas con una cinta y las manos atadas.

BMW marzo

Han querido plasmar la, a su juicio, “purga” que se está haciendo en el partido en Álava por parte de la dirección de Podemos en Euskadi y que tiene como uno de los máximos exponentes la situación del grupo en las Juntas Generales, donde cinco de los ocho procuradores no son afines a la dirección.

El pasado 13 de marzo, la Comisión de Coordinación de Podemos en Euskadi decidió suspender cautelarmente de todos sus cargos y militancia a los cuatro junteros “díscolos” (la quinta está de baja) que no respetaron la decisión de abstenerse en la votación de los presupuestos de la Diputación de Álava acordada por la dirección del partido.

Además, en el caso de Martín la dirección de la formación le acusa de haber hecho un cobro indebido de dietas por valor de 4.000 euros no justificados y por realizar gastos fuera de la actividad parlamentaria sin estar aprobados por el órgano competente.

Esta acusación ha llevado a Martín a presentar hoy una querella criminal por un presunto delito contra su honor, según han anunciado en la comparecencia dos de los militantes de Podemos que han actuado como portavoces del grupo.

Gorka, uno de los militantes, ha explicado que la querella va a ir dirigida contra un grupo de dirigentes del partido que han hablado de este supuesto uso indebido de fondos, entre ellos, el secretario de Organización, Lander Martínez.

Ha recordado que disponer de estos fondos de forma ilícita sería un delito de apropiación indebida y que si fuera cierto lo que debía haber hecho la dirección del partido es presentar una denuncia en los juzgados.

Han asegurado que el conflicto abierto en el grupo juntero de Álava es una “estrategia para controlar” el partido en esta provincia, con campañas de “desprestigio” y acusaciones en público con “ataques a la dignidad” de los junteros, como el caso de Martín.

Los militantes han denunciado “prácticas oscurantistas” por parte de la dirección del partido y de la portavoz del grupo juntero, Arantza Abecia, que, han asegurado, no les representa.

Los militantes, que han actuado también como portavoces de los junteros “díscolos”, han anunciado que éstos recurrirán los expedientes que les han abierto y que solicitarán el informe que la dirección de Euskadi envió a la estatal en torno a esta cuestión.

Han argumentado que ésta es una “batalla” ideológica y de control de poder del partido en Álava, cuya dirección es un “reducto” de la corriente errejonista.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here