Cazadores alaveses reivindican su afición “hartos” de ataques

4
entreseccion_noticia

(EFE).- Alrededor de un millar de cazadores se han concentrado este mediodía en Bilbao para reivindicar su “forma de entender la vida” y en contra de los ataques que reciben por parte de “enemigos” como los grupos ecologistas y algunos partidos e instituciones.

La movilización, convocada también en otras 50 ciudades de España, se ha desarrollado en la Plaza del Teatro Arriaga, donde las Federaciones de cazadores de Álava y de Bizkaia han estado arropadas de grupos de pescadores, de aficionados a los toros y de sindicatos agrarios.

El presidente de la Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador (ADECAP), José Antonio Sarasketa, ha intervenido para cargar contra “los enemigos” de la actividad cinegética, entre quienes ha citado a los “ecologistas, vegetarianos y veganos que buscan acabar con esa afición” que, según ha denunciado, les atacan, insultan y desean su muerte a través de las redes sociales.

ETL – Junio

“Hartos de soportar a esos malnacidos que quieren acabar con nuestra razón de ser”, “tendrán que pasar por encima de nuestros cadáveres porque no se lo vamos a permitir”, ha asegurado.

Asimismo, Sarasketa ha censurado que los partidos vascos ya no quieran relacionarse con los cazadores y por contra, se muestren partidarios del ecologismo y aparezcan “junto a esos mesías de la naturaleza porque eso da más votos” y “porque son unos cobardes”.

Ha criticado la iniciativa de Podemos para prohibir la caza en Euskadi y también “a esos salvapatrios que luchan por los derechos de los animales y no se mueven ante la violencia de género”.

Según ha reflexionado, si no hubiera caza, especies como los jabalíes, de la que se abaten alrededor de 8.000 ejemplares al año, “crecería de manera descontrolada en Euskadi, sería inviable circular por las carreteras y llegarían a invadir y colonizar las calles del Casco Viejo”.

Ha defendido que la caza ayuda a mantener el equilibrio medio ambiental y por ello, “la solución la tiene la administración tiene autorizando licencias”.

“Aquí no quieren que abatamos a 3.000 o 4.000 palomas” en la contrapasa, cuando en el resto del Estado se cazan más de un millón “y no pasa nada, porque el recurso da para eso y para más”, como tampoco se permite a los cazadores entrenar a los perros en los montes de Bizkaia antes de sacarlos a la caza mayor, ha denunciado.

Además, el final de la caza conllevaría el cierre de fabricas de armas para uso deportivo y dejaría en el paro a cientos de familias.

Pero, ha avisado, “la caza también vota y lo hará con fuerza”.

En la concentración también han intervenido el presidente de la Federación de Cazadores de Bizkaia, Javier Varona y el vicepresidente de la organización alavesa, Ismael Carro, quienes han destacado su voluntad para trabajar con las Diputaciones Forales para garantizar el futuro de esa afición.

En Euskadi hay alrededor de 60.000 aficionados a la actividad cinegética con licencia de armas y de caza. EFE

Compartir

4 Comentarios

  1. Me parto yo de los ecologistas de postal estos, que critican la caza, sin tener ni idea de lo que hablan, que visten de North Face, Salomon y Trango, que seguro que van a trabajar en coche, y que lo mas cerca que están del monte, es en las ferias de los pueblos a los que acuden vestidos, como si fueran al Himalaya, a comer un talo y una sidra.
    No soy cazador, porque no puedo, (no concibo, tener un puerro de caza metido en un piso), estando regulada como está, me parece un deporte apasionante. Uno de nuestros instintos básicos (como en todos los animales) es cazar. Por mucho que lo reprimamos, siempre está ahí.

      • Hola, de pequeño iba con amigos de mi padre a cazar perdices y codornices, a veces becada, y es lo que mas me gustaba, alguna vez he estado en una batida de jabalí y no me gusta tanto, me gusta patear con el perro al lado, es genial, los que lo critican no saben de que hablamos, solo se creen que la caza es disparar a todo lo que se mueva.

Dejar respuesta