¡De broma! Las vallas de pueblucho cumplen un año sin arreglo

0
IMQ Noviembre

Los vecinos de la Plaza Labastida del barrio de Zabalgana siguen alucinando. Se cumple un año de las vallas de obra instaladas en esa plaza sin que el Ayuntamiento haga nada por variar la situación. 

Son varios los vecinos que protestan a través de las redes sociales, e incluso, la Asociación Zabalgana Batuz ha editorializado al respecto.

“Se ha cumplido un año ya desde que, por el Ayuntamiento se vallaran las zonas de tarima que ocupan gran parte del espacio perteneciente a la Plaza Labastida y Paseo Labraza. Pero el problema no comenzó entonces, sino mucho antes, cuando las maderas colocadas a modo de pavimento comenzaron a deteriorarse, y en consecuencia tuvimos que instar en numerosas ocasiones al consistorio para que tomara cartas en el asunto y solucionase el problema. Así que podemos decir que llevamos ya varios años sin poder disfrutar en condiciones de estos espacios”.

La Asociación segura que “lejos de ver el final de esta historia cerca, parece que la solución, para desgracia de los vecinos y vecinas, tardará en llegar. Las últimas noticias que el Ayuntamiento nos traslada son las siguientes: “instamos a la Junta de Compensación del Sector 6 de Mariturri al depósito de 84.465,02 euros en el plazo de un mes, para la reparación subsidiaria por parte del Ayto del espacio deteriorado. Transcurrido este plazo, y en caso de que la Junta de Compensación vuelva a recurrir dicha resolución, se procedera al cobro de esta cantidad vía ejecutiva para que Ayto. pueda realizar dicha intervención”.

Esto supone que hasta que la Junta de Compensación no ingrese la cantidad, o que transcurrido el plazo de un mes sin haberlo hecho, el consistorio no proceda al cobro de la cantidad por la vía de apremio (vía mediante la cual desconocemos el tiempo de ejecución), no se llevarán a cabo los trabajos de reparación.
“Estamos hablando de que una vez más pasaremos el verano con estos espacios de encuentro hipotecados y con la imposibilidad de poder disfrutar de ellos. Ahora que empieza el buen tiempo vemos cómo tarde a tarde, y cada fin de semana nuestros hijos e hijas juegan alrededor de las vallas, con el peligro que eso conlleva; por no hablar de la falta de salubridad debida a la suciedad que se acumula dentro de las zonas valladas”, aseguran entre otras cosas.

MotorGorbea – Noviembre
MotorGorbea – Noviembre
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here